Ducati Scrambler Cafe Racer otra opción de la versatil Italiana.

Como ya habéis podido comprobar en el video que hoy mismo he subido a la sección correspondiente, en Borgo Panigale han decidido darle una vuelta de tuerca más a su Ducati Scrambler, de la cual hemos podido ver ya varias opciones.

He de admitir que este modelo no me ha convencido en ninguna de las vías que han experimentado, excepto en ésta…, con la Cafe Racer si creo que han acertado y han conseguido darle a un modelo que para mi adolecía de personalidad, un aire de frescura y belleza.

Ducati Scrambler

La mires por donde la mires, tienes detalles muy logrados, la verdad es que en eso, en los detalles, la factoría Transalpina es experta y con la Ducati Scrambler Cafe Racer no iba a ser una excepción.

El minimalista reloj, la chapa con el 54 en el lateral en honor del piloto Italiano Bruno Spaggiari, el asiento en cuero, los retrovisores en los extremos del manillar, (ya se que de practicos tienen poco…), el piloto trasero, el sistema de escape firmado por Termignoni, el color elegido…, todo me parece un acierto.

Las llantas elegidas para este mdelo son de 17″ con neumáticos Pirelli Diablo Rosso II, el asiento dispone de una tapa exclusiva para la zona del pasajero, el característico depósito en forma de lágrima dispone de paneles laterales intercambiables.

Ducati Scrambler

Pero no todo evoca a un pasado glorioso, la Cafe Racer monta en su parte delantera una bomba de freno radial y una horquilla invertida completamente ajustable, vintage…, si!, pero segura con componentes de hoy en día…

En cuanto a su corazón, la Ducati Scrambler Cafe Racer monta el bicilíndrico Desmodue de 803 c.c. refrigerado por aire y aceite anodizado completamente en negro, mientras que las aletas de refrigeración de la culata mantienen un acabado pulido para lograr un mayor contraste…, otro acierto.

Sólo hay un detalle que me disgusta, no me gusta que en el tren delantero sólo haya un disco de freno, ver la llanta delantera desnuda por un lado, no me gusta nada, me da sensación de moto de juguete…

En definitiva, como os decía, esta vez creo que en Ducati han acertado de pleno, la Ducati Scrambler Cafe Racer es una verdadera alegría para la vista y el sistema de escape Termignoni, para los oídos…